Una persona inteligente se repone pronto de un fracaso. Una mediocre, jamás se recupera de un éxito.

Carrito de compras